sábado, 9 de mayo de 2015

2015 05 09 Castro Urdiales.

Flaviobriga.

Escudo de Castro Urdiales.
Hoy es uno de esos días que se levanta uno cansado y no apetece rodar muchos kilómetros, apetece aparcar y disfrutar de los sonidos de la naturaleza a la sombra de un arbolón, y curiosamente Slow había preparado una ruta corta, con agua y arboles

Paramos en el área recreativa de la ermita de Jesús del Monte en Praves, esta fue erigida en 1.941 y constituye un interesante ejemplo de arquitectura sacra de posguerra. En la fachada presenta una imagen de Cristo, obra de José de Villalobos.

Interior de la ermita.
Tras el descanso y la comida a la sombra de los arboles continuamos hasta Castro Urdiales, donde Dani y Alejandra habían quedado con un amigo, tras las presentaciones y los cafés dimos una vuelta por los alrededores.
El Ayuntamiento es un edificio del S. XVI, está situado en la Plaza del Ayuntamiento o Plaza de España. 
Castro soy y Castro he sido
Asiento en firme montaña
Y a la Corona de España
Con lealtad siempre he servido
Armas, Escudo y Señal
Castillo, Puente y Santa Ana
Naos, Ballena y mar llana
Son de Castro la Leal
Casa de “Los Chelines”, edificio protegido desde 1.991 de comienzos del Siglo XX, es un edificio de estilo neogótico. Actualmente es de propiedad particular y fue declarado bien de interés cultural en el año 1.991.

Remero de Carlos Goitia
Vespasiano.
María Isabel García Mingo diseña esta figura, su confección y el vaciado, mientras que la fundición es realizada por la empresa madrileña Fademesa.
Seguimos el recorrido
por este conjunto histórico.
Ruinas de la iglesia de San Pedro S. XII.

La Iglesia de Santa María de la Asunción es de estilo gótico. Construida en el Siglo XIII, aunque se finalizó en el XV, es un templo de planta basilical formada por tres naves. Fue declarada Monumento Nacional en el año 1.931.











Construido alrededor de 1.163, el Castillo faro fue declarado conjunto histórico artístico en 1.978.
El puente medieval, también llamado puente romano o puente viejo.
Unas vistas del conjunto.

La ermita de Santa Ana.



Vistas desde la ermita.

Después fuimos donde estaban los barquillos,




Tejen al sol las rederas
orillas de Castro Urdiales
y un mar de coplas saladas
sube empujando la tarde
al cielo cántabro abro
mi corazón y le canto
que de corazón a fuera
anda la mar por mi llanto
ay, esa barca que vuelve
ay, esa barca que parte
en una vuelve mi suelo
en otra sale a buscarle
toma la luz la redera
como la punta de un hilo
y se estremece en la red
un mar de peces perdidos
al cielo cántabro abro
el corazón de mi canto
que yo aprendí por la tierra
que el mar es cielo aquí abajo
ay, de esa barca que se va
ay, de esa barca que vuelve
tejedme la red Rederas
que me voy a por la muerte
tejedme una red muy fina
Rederas de Castro Urdiales
donde apenas pase el agua
y quede el pan de los mares
Armando Tejada Gómez.
Subimos a Peña Cabarga,
desde donde hay unas estupendas vistas de Santander

y bajamos para seguir contemplando.



Sin parar entramos a comprar una saca nueva, 



era pequeña y no nos cabían,
seguimos viendo cosas curiosas,
navegamos entre faros
hasta llegar al monte cabezón para caminar entre sequoias.

Un espacio natural protegido, declarado monumento natural por Decreto 41/2003,


está incluido en la red de espacios naturales protegidos de Cantabria, por la ley 4/2006 de 19 de mayo de Conservación de la Naturaleza.


Se trata de una plantación de 2,5 hectáreas de sequoia (Sequoia sempervirens) localizada en el Monte de Las Navas, cerca de Cabezón de la Sal.

Las sequoias, fueron plantadas en los años 40, con la intención de restringir al máximo la dependencia exterior y las importaciones, incluyendo las de materias primas forestales.
Hoy en día persisten en el lugar 848 ejemplares de esta especie,
con una altura media de 36 metros y un perímetro medio de 1,6 metros,
como reflejo de aquella política forestal enfocada a la búsqueda de las especies más adaptadas a las necesidades de la industria maderera.
Llenamos la saca con la energía de los árboles, no tan grandes como los parientes del otro lado pero hay que darles tiempo.

Saludos.




5 comentarios:

  1. Vosotros ir delante si eso que tengo la agenda toda repuñada, a ver cuando yo ya si entonces....
    Mola Castro y los arbolones .
    Saludos cálidos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahora que lo dices tengo que ponerme con el Jertedigo que "boy" chico, muy atrás, voy a ponerme un día de estos fijo, los arbolones asombran mucho. Abrazos.

      Eliminar
  2. Jajaja menos mal que no tenías ganas de rodar que si llegas a tener....
    Un día me tienes que explicar cómo te arreglas para buscar esas poesías tan apropiadas para cada crónica..
    Completo reportaje para un día repleto de visitas, risas, cultura, risas, curvas, risas.. el día que aprendamos a andar en moto ya será la leche ;)
    Abrazotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchos muchos no hicimos, entretenidos si, lo de los poemas es lo que me retrasa tanto las crónicas, busca que busca, este no, este tampoco, san google los tiene todos preparados. El día que aprendamos no nos va a dar tiempo a ver nada, maricón el último y to palante, a lo que de el pepino, eso si comeremos caliente o nos comeremos algo, una leche, un camión, un coche pero sin tiempo ni para reír.

      Eliminar
    2. Pues eso..será "la leche" jejeje

      Eliminar