domingo, 5 de abril de 2015

2015 04 05 Caín.

A la ruta del Cares.

Escudo de Posada de Valdeón.
Esta vez toca autovía, que se hicieron estas motos para rodar por carreteras rectas y amplias, así que llegamos al chiringuito motero de Arriondas, donde habían quedado con Javi para ir a dar una aburrida vuelta por autovía hasta Caín, a Abel no lo avisamos que si va se lo carga a mandibulazos este. Tres motos para tres carriles, justo. Iniciamos el ascenso por el desfiladero de los Beyos con tráfico, es muy significativo que un grupo de coches con matrícula de Portugal en cuanto tenían la oportunidad nos daban paso, ¿educación vial?, yo no digo nada, gracias.
Llegamos a Oseja y paramos a refrescar junto a la iglesia de Santa María de Oseja o de la Asunción.


Ideal para rodar por autopistas con baches, me hizo pensar en esas custononas americanas. 
Seguimos subiendo por el carril para vespinos
hasta llegar al puerto.
Bajamos sin prisa pero sin pausa, ya se ve la ermita del Pontón.
La crónica de Alfonso III el Magno habla de la batalla de Pontuvio, sostenida por Fruela cuyo reinado se extiende del 757 al 768 contra la morisca, y la tradición la sitúa en el puerto del Pontón, donde el monarca levantó la ermita mariana bajo la advocación de Nuestra Señora de la Asunción en acción de gracias por la victoria.
La ermita del Pontón está situado donde siempre se celebraban los ancestrales cultos prerromanos de divinidades prehistóricas y cántabras.
En esta campiña también se relacionan batallas de don Pelayo, y de Almanzor.
Seguimos a la vera del rió with one eye hasta
Panderueda, paramos a sacar unas fotos y contemplar el macizo central.
Continuamos llenando la saca,
un día sin nubes da gusto,
disfrutando del paisaje llegamos a Posada de Valdeón.
Embalse de Valdeón,

un poco de pastoreo hasta 
Cordiñanes de Valdeón

Bajamos a comer al Chorco de los lobos,

y continuamos

hasta Caín.
Iglesia de Santo Tomás
 "Los de Caín no mueren, se despeñan "
Monumento al Cainejo Gregorio Pérez de María, compañero de Cordada de D. Pedro Pidal, Marques de Villaviciosa juntos coronaron en 1904, la cima del Naranjo de Bulnes.
Que estará pensando.
 
Pensando en ti, 
digo te quiero al viento,
mientras una canción escucho
con letras que dicen lo que a veces siento.
Morella Jiménez.
El macizo de Peña Santa


Yo no soy del gremio de la construcción pero pienso yo que......en fin.




Después de refrescar nos viene un pensamiento,
hacer un poco de la ruta del Cares Conocida como la garganta divina.
Ya solo el comienzo, o el final depende de por donde se empiece es impresionante, 
dice san Google que dos millones de personas al año visitan los Picos de Europa 
y de estos la mayoría la ruta del Cares,
y también que es la ruta mas impresionante de Europa,
y yo sin hacerla, en casa de herrero cuchillo de palo.
Hablando de cuchillos, Roldán, mira como cortó el Cares las paredes de roca y sin espada.
No nos desviemos del tema
Me parto casi toda la vida en Asturias
¿y no has hecho la ruta?.
Hombre este tramo de hoy,
pero es que las Xianas tampoco y con casa en las Agüeras. 
¿Habrá que ponerle remedio no?  habrá, habrá.
y digo yo, hay tantos cabrones,
que siempre te encuentras alguno por ahí.


Con la idea de hacer la ruta a pie, que en moto no dejan, recogimos las cabras, huy en que estaría yo pensando y regresamos por donde vinimos, no hay otra.
Con cuidado

que hay mucho ganado suelto por la carretera
y no todo es de cuatro patas.
Si echáis de menos algo avisar, que le ponemos remedio.

Una cuña de los Beyos y a casa con la saca llena

Saludos.


4 comentarios:

  1. Jajajaja Como diría César "tienes la maldad de una persona mayor" jajajaj
    Habrá habrá ;)
    Abrazotes.

    ResponderEliminar
  2. Será la vieyera esa, cuatro horas de fotos ufffff, la mochila llena de baterías y espacio para las risas, yo llevo el cuchillo leatherman por si nos cruzamos con alguna serpiente venenosa de esas. Saludosssss.

    ResponderEliminar
  3. Así me gusta que os entrenéis en lo indómito. Habrá o tendré que arrimarme a la boca de esa divina garganta un año de estos.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La garganta divina, ummmmm, arrimarse si pero sin asomarse mucho que el día que estuvimos había uno con cara y manos como un pan, rollo sado. Un abrazo.

      Eliminar